El Cuenta Cuentos

El señor Cuenta Cuentos solía reunir a tanta gente como podía con su particular cualidad de contar cuentos a todos los que estaban dispuestos a escucharlo.   Cierto día, cuando se encontraba contando los cuentos jamás escuchado por la multitud atiborrada en su entorno, se presentó un oyente disconforme que dijo al Cuenta Cuentos:  

Los Rusos en la Luna

Eran tiempos en los rusos habían llegado a la luna, por primera vez, después de un enorme esfuerzo tecnológico, físico, científico, económico y militar. Apenas aterrizado en la superficie lunar, se sorprendieron al ver que tres chinos estaban caminando allí. Entonces le preguntaron:   – ¿Han llegado antes que nosotros? Y ustedes no poseen ningún

Los Seís Ciegos y el Elefante

Quien más, quien menos, ha escuchado una historia oriental: la de los seis ciegos y el elefante. Sin duda, como una de las paradigmáticas historias para reflexionar, es más que sugerente porque atinge a los prejuicios creados a partir de la fragmentación de las ciencias, en especialidades reducidas, formando así un mundo cada vez más

Historia de Dos Semillas

Cierta vez se encontraron dos semillas en una tierra fértil, primaveral, y se pusieron a conversar sobre muchas cosas: la bondad de las estaciones, el tiempo, la mejor forma de aprovechar los nutrientes, las desventajas y ventajas de la luz del sol, etc.   Al fin, después de tanta tertulia, una de ellas dijo:  

Quién Fue Alejandro Magno

Antes del año 335 a. de C., al llegar a la costa de Fenicia. Alejandro Magno debió enfrentar una de sus más grandes batallas. Al desembarcar, comprendió que los soldados enemigos superaban en cantidad, tres veces mayor, a su gran ejército. Sus hombres estaban atemorizados y no encontraban motivación para enfrentar la lucha, habían perdido

Mark Twain Frases

(Los Límites de la Mente Analítica) Un sacerdote le invitaba a Mark Twain, una y otra vez, para ir a escuchar sus sermones con los que cautivaba a sus feligreses. Sin duda era uno de los mejores oradores del lugar y que, por eso, gozaba de gran reputación entre sus oyentes y amigos. Tanta fue

Qué es el Chisme

Un maestro sufí había llegado a un pueblo, cuyos habitantes se encontraban alborotados por el chisme de que la mujer más bella de la aldea había roto la norma más grande de la moralidad de la aldea. Él dejó su barca atada a un tronco y fue al encuentro de la multitud.   Entre tanto,

Y el Niño Preguntó

Un padre de familia fue a pasear a las orillas de un río que se mecía junto a un poblado de pescadores. Estando en ella, el niño observaba fijamente al pescador que sostenía una larga varilla y el hilo que se perdía en las profundidades de las aguas. Entonces preguntó a su padre, interrumpiendo lo

En Busca de un Loco

Un reino primitivo había llegado al colmo de un desequilibrio mental porque había sublimado demasiado la razón. Y, como la razón es siempre una agresión a la propia naturaleza, emergió un desequilibrio tal que su peso tuvo que repercutir en la corrosión de las bases estructurales que daban sustento al reinado. Entonces el rey ordenó

El Rey y sus Tres Hijos

Cierta vez existió un rey que tenía tres hijos dotados de las mismas cualidades de modo que era difícil escoger, entre ellos, quien iba recibir el legado del Reino.   Entonces acudió a un sabio de la región para recibir su consejo. El sabio ideó el plan y aconsejó al rey:   – Vete de

La Enseñanza de Nasha

Era tarde y Nasha se encontraba buscando algo en la calle, junto a su pequeña choza. El sol se estaba poniendo y la oscuridad, poco a poco, cubría la aldea.   Entonces la gente se congregó, al ver que aquella mujer excéntrica, buscaba algo con mucho afán. Preguntaron:   – ¿Qué estás buscando con tanta

Un Viernes por la Tarde

Un viernes por la tarde, a última hora, el jefe de la empresa se acercó a uno de los empleados -que era su amigo- para decirle: – Hoy me quedaré hasta tarde. Por favor, si pasas por mi casa, dile a mi esposa que llegaré tarde. Además llévale mi sueldo de mes que con urgencia

Biografía de Nietzsche

(Delirios de Nietzsche)   La Biografia de Nietzsche cuenta que cuando murió su madre, su hermana Elizabeth se hizo cargo de él, llevándolo a Weimar junto con sus “archivos”. Es allí donde tuvo sus visiones delirantes en la que pareció ver un crucifijo con un tipo clavado y repugnante. El tipo preguntó: – ¿Qué andas

El Sendero de la Verdad

Ya al anochecer, los niños de la aldea se habían reunido junto al fuego para oír los cuentos que solía contar Khishka (el maestro que enseñaba ‘Nan’). De repente un niño desconocido se acercó al grupo y haciendo reverencias al maestro, luego de dejar descansar la talega de algunas primicias, pronunció en voz baja: –

Frases de Freire

(El Silencio Activo de Freire) En una ocasión Paulo Freire fue esperado en la comunidad de Cheis (Panamá) para ser partícipe de una gran reunión. Sucedió que efectivamente participó de la reunión pero sin decir nada, era como si no estuviera en ella. Uno de los participantes, no pudiendo creer lo que pasaba, se acercó para