El Milagro de la Unión

En un antiguo pueblo oculto entre los montes, ocurrió que la cosecha de café fue excelente y cada familia logró recoger una considerable cantidad. Cuando llegó el tiempo de llevar a vender a la ciudad, cada uno de los cincuenta vecinos de la comarca, salió por cuenta propia. Vendieron a un buen precio en el

Historia de un Hombre Honrado

El sultán estaba desesperado por no encontrar un nuevo recaudador. — ¿No hay ningún hombre honesto en este país que pueda recaudar los impuestos sin robar dinero? —se lamentó el sultán. Acto seguido llamó a su consejero más sabio y le explicó el problema: — Anunciad que buscáis un nuevo recaudador y dejadme a mí

El Caracol Inteligente

Un caracol iba lentamente a cuestas cargado de su caparazón. De pronto pasaba una fila de hormigas que ligeramente corría por el lejano rosal llevando sus raciones.   Igualmente, otros insectos pasaban por el mismo lugar, haciendo muecas y riéndose de la lentitud del molusco. Pero, con conformándose con sus burlas, le dijeron al caracol:

El Triple Filtro de Sócrates

Sócrates fue virtuoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos. Un día, un conocido se encontró con él y le dijo: — ¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo? — Espera un minuto —replicó Sócrates—. Antes de decirme algo quisiera que pasaras un pequeño examen. Yo lo llamo el

El Monje y el Turista

En su visita al Tibet, un turista se encontró con un monje en meditación sentado a la sobra de un árbol. Pero éste, impresionado por la felicidad y la paz que irradiaba su rostro, se acercó muy respetuosamente para preguntarle: – ¿Cómo es que usted, que ha renunciado a todo en el mundo, está en

Las Dos Ranas

Dos ranas saltaron en un cubo de leche en una lechería.   Una de ellas, la que se esforzaba por salir debido a la adversidad del ambiente, croó:   – Estamos perdidas. Más vale que nos demos por vencidas.   La otra rana aconsejó:   – No te preocupes; sigue nadando. Saldremos de alguna manera.

La Muñeca de Sal

Una muñeca de sal recorrió miles de kilómetros de tierra firme hasta que, por fin, llegó al mar.    Quedó fascinado por aquella móvil y extraña masa, totalmente distinta a lo que había conocido hasta entonces. Luego sucedió que se apoderó de ella una terrible curiosidad para saber de qué se trataba. Entonces, preguntó.  

El Milagro de la Imaginación

En una tarde nublada, dos niños patinaban sin preocupación sobre una laguna congelada. De pronto, el hielo se partió y uno de los pequeños cayó al agua.   El otro, viendo que su amigo se ahogaba debajo del hielo, tomó una piedra y empezó a golpear con todas sus fuerzas hasta que logró romper a

Historia de un León

Había un león que se sentía el más fuerte entre los animales del bosque. Entonces salió y, de inmediato, se encontró con un tigre y le preguntó:   – ¿Quién es el jefe de la selva?   El tigre dijo:   – ¡Tú, por supuesto, tú eres el jefe, tú eres el señor y rey!

El Verdadero Amigo

Así me lo han contado. Un soldado, en pleno campo de batalla, dijo al oficial:   – Mi amigo no ha regresado del campo de batalla. Senor, solicito permiso para salir a buscarlo.   El oficial contestó:   – ¡Permiso denegado! No quiero que arriesgue usted su vida por un hombre que, probablemente, ya ha

La Joven que quiso ser Violonchelista

Cierta vez, una joven hizo unos cursos de violonchelo y se sentía tan orgullosa que se decía: “yo seré la mejor violochelista que jamás ha conocido el mundo”. Un día, escuchó que al poblado había llegado un músico de renombre para prestar sus servicios a toda la juventud de aquella región. Entonces, la joven fue

El Niño Tenía Razón

Dos niños pequeños se encontraban, a la salida de la escuela, pasando junto a un muro. El muro era enorme que, sin embargo, del otro lado, traspasaba un ruido que despertó curiosidad en los chavales.   En más curioso de entre ellos divisó un agujero pequeño en lo alto, pero era difícil llegar hasta él.

El Náufrago

Cierta vez, un hombre descontento tuvo un naufragio y fue a parar en una isla desierta. Vivió allí durante cinco años, y durante ese tiempo no pasó ningún barco. Construyó allí una pequeña choza pero, conforme comenzó a vivir allí, ansiaba también continuamente estar en el mundo que antes vivía. Sin embargo, como todo era

El Hombre Enfermo

Cierta vez, había un hombre enfermo que sentía que sus ojos estaban a punto de estallar y zumbaban sus oídos. El pobre no sabía qué hacer y terminó acudiendo a los médicos del hospital más famoso de la región.   Uno de los médicos aconsejó:   – Hay que extirparle el apéndice. -Entonces le extirparon

El Burrito Inteligente

Así me lo han contado. Un día, el borrico de un campesino cayó a un pozo. El animal comenzó a rebusnar fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de hacer algo para salvarlo. Después de tanto intento, decidió dejarlo allí pues el animal era viejo y, como la fosa estaba ya seca, necesitaba ser tapado