Sobre la Discusión Inútil

En un pequeño costurero se encontraron un alfiler y una aguja y, como no tenían nada que hacer, armaron una trifulca sin ton ni son. El alfiler dijo a la aguja: – Y tú, ¿cómo piensas pasar la vida sin tener una cabeza? ¿No te parece que eres una completa inútil? La aguja contestó: –

El Agua Magica

En una aldea vivía una pareja que se pasaba todo el tiempo discutiendo. Un día, los vecinos cansados de tantos gritos visitaron a la mujer y le recomendaron que visitara al sabio que residía en lo alto de la montaña y que tenía en su haber un “agua mágica” que curaba todo. La mujer escuchó

El Cambio más Importante

En un lejano poblado vivían un maestro y su discípulo. El discípulo, que siempre solía lamentarse de sus limitaciones, al fin, requirió la intervención del maestro. Éste dijo: – Naturalmente, eres limitado; pero ¿no te has dado cuenta de que hoy puedes hacer cosas que hace unos años te habría sido imposible realizarlas? El discípulo

La Sortija

Un joven le dijo a su maestro que no quería hacer nada porque se tenía poca estima, sentía que no era poco eficiente para realizar alguna actividad y le preguntó qué debía hacer para desarrollarse como persona y buscar que su entorno social tenga una buena opinión sobre él. El sabio, sin dirigirle la vista,

El Último Mensaje del Rey

En una oportunidad un rey que tenía un solo hijo, con la intención de que éste fuera sabio y prudente como él, tomó la decisión de exiliarlo de su reino dando órdenes estrictas de no permitir su regreso por ningún concepto. El exiliado, en este caso el príncipe, con el correr del tiempo, se convirtió

El Collar de las Nueve Perlas

Dos exploradores salieron en busca de una recóndita aldea. En el camino se cruzaron con una mujer, que arrodillada en un pequeño río, lavaba ropa. Uno de los hombres se detuvo y dijo al otro: — Amigo, por favor espérame, que quiero conocer y hablar con esa mujer. El amigo, al verla y notar que

Historia de Dos Leones

Esta es la historia de dos leones, uno viejo y el otro joven. Siempre andaban juntos y solían también cazar juntos, pero el más joven tenía una peculiaridad, la de agarrarse la cola. Un día el león viejo le preguntó a su joven compañero: ¿Por qué siempre tratas de agarrarte la cola? El león más

El Valor de Ser Fiel a sí Mismo

En la celebración de la fiesta de un lejano pueblo, un comerciante ató dos globos de espléndidos colores y los dejó elevarse por los cielos con la finalidad de vender su mercancía.  Los niños de la comarca, percatados de aquel hecho llamativo, se acercaron y solicitaron insistentemente a sus padres para que les comprasen los

Un Trabajador Valioso

Dos albañiles fueron contratados para arreglar la chimenea de una fábrica que necesitaba una reparación urgente, pero era bastante difícil llegar hasta ahí. Solo podía accederse a ella colocando la punta de un tablón a través de una abertura que daba al exterior y que otra persona se pusiera de contrapeso en el otro extremo

La Elección

Un joven que ya no podía más con sus problemas cayó de rodillas, completamente vencido, sin fuerzas y, sollozando, oró diciendo: — Señor, no puedo seguir. Mi cruz es demasiado pesada. Dios, como siempre, acudió y le contestó: — Hijo mío, si no puedes llevar el peso de tu cruz, guárdala dentro de esa habitación,

El Judío Avaro

Un hombre judío, quien era tremendamente avaro, se dijo un día: “consultaré con el adivino más famoso de esta región para saber si voy a conservar toda la riqueza que tengo”. Fue a consultar al adivino y éste le dijo: – De la noche a la mañana, todas tus riquezas pasarán a las manos de

El Amor y los Celos

Había una vez un joven que se casó con una joven muy bonita. Como la muchacha era tan bonita, todo el mundo la deseaba. Entonces se apoderó del joven unos celos que no podía dominarlos. Un día se dijo: “esta mujer, debido a su belleza, es muy deseada por todos. En cuanto me descuide un

El Talismán de la Suerte

Cierta vez, en una región remota, un anciano sabio reveló a un hombre la existencia de un “talismán de la suerte” entre los guijarros de una playa marina. Aquel talismán, según el anciano, podría confundirse fácilmente con cualquier guijarro y que la única diferencia con las demás piedras sería su estado tibio, no frío como

El Valor de un DÍA

Cruzando el desierto, un viajero inglés vio a un árabe muy pensativo, sentado al pie de una palmera. A poca distancia reposaban sus caballos, muy cargados, por lo que el viajero comprendió que se trataba de un mercader que iba a vender sus joyas, perfumes y tapices a alguna ciudad vecina. Como hacía tiempo que

La Calumnia

Cierta vez, un hombre que calumnió gravemente a un amigo suyo. Tal calumnia tenía como base la envidia por el éxito que aquel había logrado. Tiempo después, tras haber provocado la ruina del amigo a través de sus mentiras, se arrepintió y fue a visitar a un sabio –que vivía en la periferia de la