Las Riquezas del Hombre

Un hombre descontento de su suerte exclamaba:

– Los demás son ricos y yo no tengo nada. ¿Cómo vivir así?

las riquezas del hombreUna anciano, que pasaba por el lugar, preguntó:

– ¿Eres tan pobre como crees? ¿Acaso no tienes la juventud y la salud?

El hombre contestó:

– No digo que no. De hecho, estoy orgulloso de mi fuerza y juventud.

Entonces, tmándole la mano derecha de aquel hombre, preguntó:

– ¿Te dejarías cortar esta mano por miles de pesos?

El otro contestó:

– No, eso nunca.

El vejancón siguió:

– ¿Y la izquierda?

El hombre dijo:

– Eso tampoco.

El anciano insistió:

– Entonces ¿estarías dispuesto a consentir quedarte ciego por diez mil pesos, lo que significaría buena fortuna para sobrevivir muchos años?

El quejumbroso exclamó:

– ¡Dios me libre de ello! No daría ni un ojo por todo el dinero del mundo.

Entonces, agregó el anciano:

– ¿Ya ves? ¡Cuánta riqueza tienes y, sin embargo te quejas!

No busques la felicidad muy lejos… A menudo la hallarás en ti mismo y a tu alrededor.

Publicado por: Ohslho
La Paz, 17 de Abril del 2015