El Cuenta Cuentos

El señor Cuenta Cuentos solía reunir a tanta gente como podía con su particular cualidad de contar cuentos a todos los que estaban dispuestos a escucharlo.
 
Cierto día, cuando se encontraba contando los cuentos jamás escuchado por la multitud atiborrada en su entorno, se presentó un oyente disconforme que dijo al Cuenta Cuentos:
 
– Señor, siempre nos cuenta cuentos e historias de todo tipo pero jamás escuché revelarnos el significado de los mismos. ¿Cómo se explica lo que hace con nosotros?
 
El gran Cuentista preguntó:
– En verdad te digo, sabes observar muy bien lo que hago con ustedes. Dime, ¿te gustan las frutas?
El interlocutor afirmó:
– Por supuesto, me gustan. Pero, ¿a qué viene tu pregunta? ¿Qué tiene que ver que me gustan las frutas con el hecho de que tú nunca nos revelas el significado de los cuentos?
El Maestro contestó:
– Tiene que ver mucho. ¿Te gustaría que alguien te ofreciera una fruta y la masticara antes de dártela?
 
El hombre dijo:
 
– Pues, no. 
 
Y el maestro continuó:
 
– Eso es exactamente lo que hago con vosotros. Yo os doy frutas enteras, para que cada cual descubráis su significado.
 
El significado de los cuentos está elaborado a la medida de las personas. No hay un cuento que tenga el mismo significado. El significado depende del que recibe el Cuento.
Copyright: Ohslho
La Paz, 15 de julio del 2013