El Caracol Inteligente

Un caracol iba lentamente a cuestas cargado de su caparazón. De pronto pasaba una fila de hormigas que ligeramente corría por el lejano rosal llevando sus raciones.
 
Igualmente, otros insectos pasaban por el mismo lugar, haciendo muecas y riéndose de la lentitud del molusco. Pero, con conformándose con sus burlas, le dijeron al caracol:
 
– Pero ¿cómo eres tan tonto y no dejas tu casa en algún sitio en lugar de ir cargando con ella?
 
El molusco contestó:
 
– Yo no tengo prisa como ustedes, pues no he de volver a mi casa. ya estoy en ella.
 
Y, en ese instante, se desató una tormenta y todos los insectos comenzaron a correr para guarecerse en sus agujeros, mientras que el caracol asomando sus cuernillo por debajo de su cascarón, les decía:
 
– ¿Ven? ¿De qué les sirve correr y correr? Yo, ya estoy en mi casa.
 
Lo importante, no es correr y correr sin medida, sino saber estar en casa.

 

Copyright: Ohslho
La Paz, 28 de Febrero del 2014