El Cambio Interior

Un discípulo, que siempre paraba lamentándose de sus limitaciones, se acercó un día a su maestro y le preguntó:

– Maestro, no me es posible alcanzar la iluminación. Tengo muchas limitaciones. Quisiera alcanzar, pero por mi mente pasan muchas cosas y más cosas.

El maestro contestó:

– Sí, es posible. Pero, ¿te has dado cuenta de que hoy puedes hacer cosas que hace años te habrían sido imposibles realizarlas?

El discípulo confirmó:

– Confieso que es así, maestro.

Luego, preguntó el maestro:

– Has advertido ¿qué es lo que ha cambiado en ti desde entonces hasta hoy?

El discípulo contestó:

– Lo único que advertí es que han cambiado mis talentos.

Y el consejero dijo:

– No exactamente, no sólo han cambiado tus talentos. Cambiaste tú.

El discípulo, queriendo refutar las razones del maestro, dijo:

– Acaso ¿eso no es lo mismo?

Y el maestro concluyó:

– No, tú eres lo que tú piensas que eres. Si piensas que eres pobre, entonces eres pobre; si piensas que eres iluminado, lo eres aquí y ahora; si pensaras que eres rey, lo serías. Cuando cambia tu forma de pensar, cambias tú.

El mundo es amplio y no podrás cambiarlo; cambia tú y el mundo cambiará.

Copyright: Ohslho
La Paz, 14 de enero del 2015